Techo deslizante plano

Techo deslizante sobre carriles de acero conformado, garantizado un deslizamiento suave y sin interrupciones.

El techo está compuesto por dos partes móviles hacia lados opuestos realizados en aluminio lacado, las cuales están soportadas por rodamientos que se deslizan por las guías de forma que a la apertura deja el 90% de la superficie útil del observatorio.

Este sistema es económico y eficaz, para su equipo de observación esté bien protegido y preparado para la siguiente sesión a un coste reducido.

Las dimensines del techo estándar corresponden para una superficie de observatorio de 180×180 cm. Es por ello que el techo tiene unas medidas de 200×200.

La versatilidad del aluminio hace que el techo se pueda fabricar en cualquier acabado y medida bajo demanda del usuario, consiguiendo con ello una integración en el entorno totalmente mimetizado en caso de que las autoridades o las características del medio así lo requieran.

El material de fabricación de los techos de el Aluminio, quedando ensamblado y lacado dando unas prestaciones escepcionales. La electrosoldadura de algunos de sus elementos garantizan una resistencia estructural.

Este techo tiene sólo una pendiente justa para evacuar el agua de lluvia, con lo que en su interior el «home» de la montura se tiene que colocar en una posición excesivamente comprometida, teniendo la precaución siempre de aparcarla cuando se termine la sesión de observación. Según el equipo de observación, la pendiente de observación sobre el horizonte cuando las puertas del techo estén abiertas puede ser hasta los 10º sobre el horizonte.

Catálogo 1. Catálogo 2.